martes, 17 de enero de 2017

TASAS DE CAMBIO: RIESGOS E IMPLICACIONES

Una evaluación de los distintos tipos de cambio que podrían funcionar en la frontera


Por: Oscar Javier Forero (*)



Tras el anuncio de reaperturar casas de cambio del lado venezolano, que hagan frente a los más de dos mil operadores cambiarios fronterizos que operan de manera descarada y flagrante en la ciudad de Cúcuta, afectando de manera incalculable a la economía venezolana, surgió una nueva inquietud ¿A qué tasa de cambio funcionarán estas casas?, al respecto me permito hacer una evaluación de los tres tipos de cambio con los cuales podrían funcionar estos agentes:



OPCIÓN Nº 01: Tasa de cambio en base al dólar DIPRO. Estimada en 293 pesos por bolívar.
Fórmula para hallar su valor: Valor oficial del dólar en Colombia (Tasa Representativa del Mercado) / Valor del Dólar en Venezuela (DIPRO).

TRM: 2935,96 pesos por dólar.
DIPRO: 10 bolívares por dólar.

2935,96 ÷ 10 = 293 pesos por bolívar.
ASPECTOS POSITIVOS
ASPECTOS NEGATIVOS
1.- Teóricamente revalorizaría enormemente al bolívar.
1.- Se basa en un dólar muy subvalorado, subsidiado y que más que beneficiar afecta al país.

2.- Esta tasa no se encuentra reconocida a nivel internacional ni siquiera por el propio Banco Central de Venezuela.

3.- El valor de la moneda no se decreta, se construye con múltiples factores endógenos y exógenos.

4.- Se colocaría a la economía venezolana en una burbuja con muy graves problemas de carácter macroeconómico e insostenible.

5.- El dólar DIPRO solo existe para importaciones especiales o estratégicas.

6.- En un par de días nos quedaríamos sin reservas internacionales.

7.- Por efectuar una sola transacción de bolívares a pesos (a tasa de 293) y de luego pesos a bolívares (a tasa de 0,90), se obtendría un margen de ganancia de 32500%

8.- Es algo técnica, económica, financiera y políticamente insostenible.











OPCIÓN Nº 02: Tasa de cambio en base al dólar DICOM. Estimada en 4 pesos por bolívar.
Fórmula para hallar su valor: Valor oficial del dólar en Colombia (Tasa Representativa del Mercado) / Valor del Dólar en Venezuela (DICOM).

TRM: 2935,96 pesos por dólar.
DICOM: 676,61 bolívares por dólar.

2935,96 ÷ 676,61 = 4,33 pesos por bolívar.
ASPECTOS POSITIVOS
ASPECTOS NEGATIVOS
1.- Es la tasa oficial del mercado según lo ha reconocido el BCV y el Banco de la República de Colombia.
1.- No reconoce una realidad latente y objetable que “no necesariamente porque no se mencione no existe” como lo es el mercado paralelo, el cual ha dominado y aún domina a sus anchas la economía no solo fronteriza sino nacional.
2.- El gobierno nacional tiene la potestad y soberanía suficiente de fijar la tasa de cambio que mejor le favorezca a su población.
2.- Determina el valor del bolívar sobre una realidad que no viven los pueblos de frontera.
3.- Se estaría efectuando una mejora significativa del poder adquisitivo de la población venezolana, con especial énfasis en los pueblos de frontera.
3.- El dólar DICOM solo existe en las transacciones oficiales de la República Bolivariana de Venezuela, el resto de operaciones se tranzan en dólar no oficial.
4.- Se estaría dando una respuesta económica pero también política a la República de Colombia en torno a la tasa de cambio que debe regir en la frontera.
4.- La única vía para hacer efectiva esta medida y para no permitir la formación de mafias, gestores y todo lo que tras de ello se puede formar es por medio de estrictos controles, y es menester reconocer que los “controles de controles” no han funcionado.
5.- Seria sumamente atractivo para el ciudadano común.
5.- Se podría generar de manera fácil y simple una especie de “RECADI Fronterizo” donde una persona con tan solo efectuar una transacción en Venezuela a tasa DICOM (4 pesos por bolívar) de bolívares a pesos y una transacción en Colombia a tasa no oficial (0,90 pesos por bolívar) de pesos a bolívares, obtendría ganancias de 440%.
6.- Por presentar una tasa de cambio más atractiva para quien desde Venezuela desee cambiar a pesos, disminuirá notablemente el flujo de venezolanos que acudan a Cúcuta a dejar sus bolívares.
6.- Esto significa que una persona invirtiendo 100 mil bolívares podría, en unos minutos y caminando un par de cuadras, convertir ese “capital inicial” en 444.000 bolívares.
7.- Por presentar una tasa de cambio más atractiva para quien desde Venezuela desee cambiar a pesos, disminuirá notablemente el flujo de venezolanos que acudan a Cúcuta a dejar sus bolívares.
7.- Para mantener esta tasa de cambio el Estado venezolano tendrá que obligatoriamente surtir de los pesos suficientes a las Casas de Cambio (pues el sector privado no ofertará pesos a esta tasa así como no oferta dólares a tasa DICOM), lo cual representa un inconveniente para la economía venezolana, debido a que se requieren diariamente varios cientos de millones de pesos.
8.- Tomando en cuenta que, hasta el momento, el grueso de las operaciones de tranza de moneda la hacen venezolanos que acuden a Colombia y no viceversa, pondrá en aprietos a los operadores cambiarios fronterizos de Cúcuta, pues verán mermada la demanda de pesos.
8.- Al cerrarse la fuente de financiamiento de las casas de cambio, como lo era la venta de gasolina a vehículos colombianos en Venezuela, la única fuente de financiamiento que queda es por medio del uso de reservas que posea el BCV en pesos, pero: a.- Estas reservas son un ahorro, por lo tanto gastarlas no es positivo. b.- Éstas son limitadas. c.- En la actualidad tenemos las reservas internacionales más bajas en años. d.- Reducir las reservas internacionales dispararía el riesgo país y el dólar paralelo.
9.- Es la respuesta al espaldarazo que le dio Juan Manuel Santos y Mariangela Holguin a los contrabandistas de combustible, con la decisión de no permitir la salida de vehículos colombianos a Venezuela.
9.- Es una medida a corto plazo que podría considerarse, entendiéndose las dinámicas económicas y la realidad actual de Venezuela como peligrosa.
10.- Por lo tanto es muy probable que busque generar una respuesta por parte de Colombia.
10.- Es contraproducente poner a competir a 8 casas de cambio sin experiencia, contra 2 mil operadores cambiarios fronterizos con 20, 30 y hasta 50 años de labor ininterrumpida.
11.- Al presentar resultados a corto plazo obligará a Colombia a buscar el entendimiento y acuerdo mutuo.







OPCIÓN Nº 03: Tasa de cambio en base al valor dado por las Casas de Cambio (Operadores Cambiarios Fronterizos) colombianas.
Estimada en 0,90 pesos por bolívar.
Fórmula para hallar su valor: Valor del dólar en Colombia (Según los operadores cambiarios fronterizos) / Valor del dólar paralelo en la frontera Venezolana por transferencia (Según bolívar Cúcuta).

Dólar en Colombia: 2780 pesos por dólar.
Dólar paralelo en frontera según bolívar Cúcuta: 2989 bolívares por dólar.

2780 ÷ 2898 = 0,93 pesos por bolívar.
ASPECTOS POSITIVOS
ASPECTOS NEGATIVOS
1.- Si bien aceptar esta tasa implica un alto costo político, estaría reconociendo una realidad latente: A la economía venezolana, al venezolano de a pie lo arropa casi que por completo el mercado paralelo. Basta con revisar cifras de inflación para aceptar esto.
1.- Es la tasa no oficial del mercado, la cual ha sido infinidad de veces denunciada por el gobierno venezolano como irreal.
2.- Se estaría llevando a cabo algo que el propio Presidente de la República ha solicitado en múltiples ocasiones: Sincerar la economía nacional para corregir las distorsiones.
2.- Se estaría efectuando una devaluación de la moneda
3.- Acoplándose a la tasa de cambio determinada en Cúcuta y colocándose 0,05 puntos por encima de ésta, se estaría aplicando “dumping”, obligando a las casas de cambio colombianas a pagar mejor el bolívar por un tema de competencia y progresivamente ir subiendo el valor del bolívar a la tasa de cambio DICOM de 4 pesos por bolívar.
3.- Se debilitaría (por lo menos en su imagen ante el pueblo) el poder del Estado venezolano.
4.- Seria una medida que no le daría chance u oportunidad a las mafias y demás entorno de lucrarse.
4.- Al reconocerse la realidad del mercado, se correría el riesgo de tener que mantener el valor del peso en lo que estimen las casas de cambio por la influencia de otras variables como la confianza de los usuarios en el sistema financiero colombiano, el contrabando, entre otras.
5.- Al aplicar “dumping”, se iría poco a poco dominando el mercado y neutralizando a las casas de cambio colombianas.
5.- De no darse resultados a corto plazo el dólar paralelo podría dispararse aún más.
6.- Es una medida mucho más racional técnica y económicamente hablando, pues no se requerirían tantos pesos para su sostenimiento en el tiempo.
6.- Al reconocerse (así sea por la vía de hecho), a la economía paralela se corre el riesgo de tener que aceptar como “validas” todas sus arbitrariedades y distorsiones.

7.- Es una medida que a pesar de que podría dar resultados preliminares inmediatos, es más a mediano y largo plazo.







A modo de conclusión el gobierno nacional, por lo menos durante esta primera etapa, ha decidido reaperturar las casas de cambio con una tasa de 4 bolívares por peso como una forma de presionar a Colombia y de dar una respuesta no solo política sino económica. Es sumamente importante e interesante el comportamiento que tengan en las próximas horas los operadores cambiarios fronterizos ubicados en la ciudad de Cúcuta, allí se encuentra la mejor forma de evaluar la efectividad de esta medida.

Personalmente considero que lo más adecuado, a pesar del costo político que ello implica (pero que igual en algún momento se tendrá que pagar), era iniciar con una tasa de 0,95 pesos por bolívar (0,05 puntos por encima de los operadores de Cúcuta) y bajo una estrategia de dumping para ir progresivamente y poco a poco dominando el mercado y neutralizando a esos más de 2 mil agentes financieros que desde la vecina ciudad de Cúcuta afectan a la totalidad del pueblo venezolano.

¿Cuál cree que es la mejor tasa de cambio a aplicar?, juzgue y opine usted mismo.

(*) Economista e Investigador
Sugerencias y comentarios:
@Oscar_forero83
Oscarjforero83@hotmail.com

2 comentarios:

  1. Mejor que hacerse pajas mentales es echar a la calle a Maduro y toda la corrupta estructura chavista. Enterrar lo que está ya bien muerto y hasta hiede: la pomposa y fraxasada revolución bolivariana

    ResponderEliminar
  2. la opción dos, pues es la menos destructiva del bolívar, la otra opción seria que las casas de cambio Venezolanas recibieran dólares para vender bolívares a los colombianos y derogar el convenio cambiario actual con Colombia, de esta manera entrarían dólares al país y no hay la posibilidad que las casas de cambio fronterizas (sobre las de la frontera con Táchira y Zulia) pudiesen manipular el valor del bolívar, pues no les serviría para nada comprarlos, si el gobierno colombiano no se lo recibe para cambiarlos por pesos, y Venezuela no tendría que recomprar los bolívares al Banco de la República de Colombia. "muerto el perro, acabada la rabia"…

    ResponderEliminar